LA HISTORIA DETRÁS DE LA INCREIBLE VERSION DE “HURT” DE JOHNNY CASH

Nine Inch Nails publicó la canción “Hurt” como sencillo de su álbum Downward Spiral en 1994, un disco conceptual que a pesar de que giraba en torno a la depresión y el suicidio fue comercialmente muy exitoso. Con este álbum, la banda de Trent Reznor se consolidó dentro de la escena del rock industrial de los 90 y pasó a ser la representante más exitosa y conocida de esa suerte de movimiento que crecía en esa época, ese que hacía de la oscuridad y el autodesprecio algo cool, y que no haría más que acentuarse en la era post-Nirvana.

Para respaldar este concepto, Nine Inch Nails se embarcó en una gira que, sin ningún afán de sutilezas, se llamaba «Gira de la autodestrucción», en la que tocaban vestidos con ropas harapientas detrás de sucias cortinas.“Hurt”, que incluye referencias a la autolesión y la adicción a la heroína, era una suerte de himno de esa filosofía. Pero algunos años después, esta clase de discurso ya había sido empaquetado, edulcorado, comercializado (y hasta parodiado), y llegó a la cultura mainstream de la mano de los emo. En resumen, el paso del tiempo no le hizo nada bien a la canción. Al menos no a esta versión original. Pero cuando eso pasó, Johnny Cash grabó su versión de “Hurt” y cambió la canción para siempre. Al afamado productor Rick Rubin —que había colaborado con Nine Inch Nails en Downward Spiral— fue al que se le ocurrió la brillante idea de grabar a Johnny Cash recurriendo nada más que a su poderosa voz y una guitarra acústica que la acompañe.

En 1994, el mismo año en que Nine Inch Nails lanzó su Downward Spiral, Johnny Cash lanzó American Recordings, producido por Rick Rubin, un álbum que confirmó el resurgimiento popular de la carrera de Cash en la década del 90. Tan exitoso fue, que la idea se convirtió en una serie de seis álbumes del sello American Recordings, todos ellos con varios covers de canciones de otros conocidos artistas que no estaban en absoluto vinculados al mundo del country que había dominado Johnny Cash desde los 50. Canciones elegidas por Rick Rubin —evidentemente Johnny Cash no estaba prestando atención a las novedades del rock industrial por esa época— que Cash interpretaba en su propio estilo austero y despojado.

 

La versión de “Hurt” llegó en el cuarto álbum de la serie, titulado American IV: The Man Comes Around, lanzado en 2002. Un disco en el que la voz de Cash ya acusa el paso del tiempo y el deterioro de su salud. La canción fue un éxito instantáneo, impulsado por el estatus de la leyenda de Johnny Cash, por su edad avanzada y por el increíble videoclip que la acompañó, todo lo que imprimió nueva vida a la canción, alcanzando matices temáticos y resortes emocionales que no estaban en la versión original. Esa especie de tragedia que en la original es vaga y, en retrospectiva, hasta injustificada y algo tonta, adquiere peso y dimensión en la voz de Cash y, especialmente, en las imágenes del videoclip.

Es la tragedia del paso del tiempo.

El videoclip fue dirigido por Mark Romanek, que cuando escuchó la canción quedó tan fascinado que hasta se ofreció a hacer el video gratis. Y su fascinación queda de manifiesto con lo ajustado de las imágenes y el concepto detrás. Las estatuas de bronce, el letrero del museo “cerrado al público”, el viejo piano con la tapa cerrada, los discos de vinilo de sus antiguos éxitos, las imágenes de su juventud, una solitaria cena con champagne, la imaginería religiosa, la presencia de June Cash… y en medio de todo eso la figura triste y envejecida de Johnny Cash, que pregunta “¿En qué me he convertido?”.

Johnny Cash introdujo un pequeño cambio en la letra de la canción: en lugar de la frase “mi corona de mierda” de la original, cantó “mi corona de espinas”, una modificación que además de una referencia cristiana, le da un carácter más elevado y espiritual, muy resonante viniendo de un hombre que ha vivido todo lo que vivió y que ahora está al borde de la muerte. Y, en efecto, como si fuera un último gesto para engrandecer la canción, el álbum American IV fue el último que editó Johnny Cash antes de morir (de manera póstuma se editaron American V: A Hundred Highways y American VI: Ain’t No Grave, con grabaciones realizadas por Cash poco antes de morir).

 

 Trent Reznor (PH GOOGLE)

Cuando le preguntaron a Trent Reznor si Johnny Cash podía hacer un cover de su canción, el líder de NIN dijo que sí y que se sentía halagado, pero que la idea parecía un poco efectista. Sin embargo, cambió de opinión una vez que vio el videoclip:         “Vi el video y… wow! Lágrimas, silencio, piel de gallina… Wow. Me sentí como si me hubiera dejado mi novia, porque esa canción ya no me pertenece”

Y tiene razón: “Hurt” ha pasado a ser definitivamente de Johnny Cash.

Imagen de Pablo Fernandez PUBLICADO POR: PABLO FERNANDEZ  
fuente: https://www.vix.com/es/arte-cultura/169869/la-historia-detras-de-la-increible-version-de-hurt-de-johnny-cash