El Pastor de los Abismos, protector de las actividades subacuáticas

Después de su restauración, la escultura realizada por la artista inglesa Rosemary Gerdes vuelve al Golfo Nuevo. Ayer se llevó a cabo la primera maniobra, la de descenso al mar en inmediaciones del Muelle Piedra Buena. Las inclemencias del tiempo hicieron que hoy sea trasladado al parque submarino de donde fue retirado tiempo atrás. 

Domingo de Pascuas, día de resurrección para quienes creen en Jesucristo y día de júbilo también para quienes hacen de la actividad subacuática su forma de vida. Ayer, fue devuelto al mar la escultura de El Pastor de los Abismos, tallada hace más de 30 años en quebracho blanco por la artista inglesa Rosemary Gerdes y símbolo de protección para los buzos.

Aunque se pudo concretar ayer sólo la primera etapa de toda la maniobra, fue importante la emoción de quienes participaron de la inmersión del Pastor de los Abismos siquiera unos metros en el agua, en inmediaciones del Piedra Buena.

Hoy, a causas de las inclemencias del viento, se terminará la maniobra que constará del traslado desde las inmediaciones de la terminal de cruceros hacia su destino final, el parque submarino Emma.

La artista, Rosemary Gerdes en diálogo con Jornada destacó que “fue emocionante poder observar otra vez la escultura porque es increíble ver como el agua hizo su trabajo en la escultura, me encanta”.

La artista había tenido tiempo atrás un cruce de denuncias porque se decía que el Pastor de los Abismos era una copia del “Cristo de los Abismos” escultura hecha en bronce hundida en aguas italianas, vecinas a Portofino.

El Pastor de los Abismos es una obra única en el mundo. No existen registros de otra escultura hecha en madera que esté sumergida en alguno de los cientos de mares.

Rosemary Gerdes esculpir –en quebracho blanco- una figura similar a un Cristo, de brazos y manos abiertos, de más de 2.5 metros de altura. La escultura fue tallada en Buenos Aires, y traída a Puerto Madryn en 1983 “tuve un plazo estipulado de trabajo y me tomó un mes para llevar a cabo esta obra con una inspiración casi mágica”, agregó la artista que también participó de la bendición primero y posterior inmersión del pastor en aguas del Golfo Nuevo.

El “Pastor de los Abismos” es una figura imponente, que cumple una función “protectora” para todos los buzos que naden por las aguas de Puerto Madryn. Su peso espiritual y sentimental es tan grande, que la Comisión Directiva del Club Náutico Sud -junto con la Asociación de Operadoras de Buceo, Prefectura Naval y los propios buzos- decidieron aunar esfuerzos para restaurar y fondear la escultura en el fondo del mar, donde pertenece.

[nggallery id=131]