FE DE RATAS

LA FE NO SE EXPLICA… EL HUMOR TAMPOCO.

Las ratas se quedaron con todo. Primero cortaron los cables, luego comieron los libros. Le siguieron alimentos y ahora el agua. Los pocos humanos que sucumbieron sufrieron mutaciones genéticas importantes.
El olor a ratas es característico a la hora de la siesta, cuando hacen la digestión de la comida de temporada. Acaban de liquidar miles de pingüinos y otras aves. Ya no quedan especies terrestres. Están metiéndose al mar para aclimatarse y esperar a las ballenas.
Lo que no comen es dinero, lo acumulan en cuevas laberinto que hoy ocupan en forma de enormes hormigueros habitados solo por ratas gigantes que cuidan el papel moneda y otros valores. Solo un grupo de actores se sostiene incólume y las mantiene alejadas, haciendo reír a aquellos que concurren al teatro. La risa las pone nerviosas y las aleja.

Sobre la puesta y lxs actores/trices…

… se diferencia de otras porque a veces la hacen y otras veces no.
… se dejan llevar por comentarios complacientes.
… no aceptan críticas de otros que no sean sinceros.
… ¿se conocen entre si? Parece, que no.
… se juntan poco a ensayar, logrando una conexión insospechada.
… como las unidades son independientes, a veces arrancan de una forma y otras veces, de otra.
… se desviven por estrenar para no verse entre semana.

Estreno: viernes 11 de mayo, Teatro del Muelle, Puerto Madryn

Reserva de entradas por Facebook, a través del evento: FE de RATAS