LA CATERVA CIERRA “UN AÑO NORMAL” TELONEANDO A TONOLEC

Entrevista con la directora de la murga de mujeres, Patricia Olguín, días antes de la actuación en la Usina Cultural.

El próximo domingo 13 de agosto, la murga de mujeres estilo uruguayo se subirá al escenario de la Usina Cultural, como parte de un espectáculo que comenzará a las 19 hs y que incluye las presentaciones de Guinée Guinée (ensamble de danza de raíz africana), Luma (pequeñas canciones folclóricas) y el Dúo Berger-Martínez (tango). El número principal de la noche es el show de Tonolec, dúo conformado por Charo Bogarín y Diego Pérez. La Caterva, que el 8 de enero de este año debutó espectacularmente en ese mismo escenario, sin contar el ensayo abierto en Puerto Pirámides antes de aquella fecha oficial, serán las teloneras. Algo que, según nos cuenta en el arranque de la nota Patricia Olguín, fue inesperado.

PO: Recibir la noticia fue fuerte, porque la verdad que no lo esperábamos. No teníamos ni idea y de repente nos llaman y nos dicen, “Mirá, pensamos en ustedes”. Entonces fue como un flash, porque cuando te cae así no sabés cómo reaccionar. Primero nos dio como pánico, y después dijimos, “¡Bueno, pero está buenísimo!” Y como esta vez estamos todas, aprovechamos para darle un cierre al primer espectáculo de La Caterva.

CHC: ¿Cómo percibieron ustedes este año?

PO: Y, repetir tantas veces el mismo espectáculo es entrar en un ciclo que por un lado está bueno, porque le vas encontrando varias cosas, pero también una tiene como esa necesidad de darle un cierre. Además, estamos en agosto, ya se viene el año próximo y queremos tener un espectáculo nuevo. Y sin cerrar uno se complicaba producir otro.

La cocina de La Caterva

CHC: ¿Cómo son los tiempos de producción en medio de las presentaciones y los compromisos personales de cada integrante?

PO: Como el trabajo está organizado en comisiones, la cantidad de gente para coordinar se reduce en cada grupo. La Comisión de Letras, que son Vero Domínguez y Patricia Fernández Córdoba, ya estuvo armando, así que ya hay una base de letras; el concepto se le pasa a la Comisión Vestuario, por ahí en ensayos se dedica un tiempo a poner en común todas estas ideas, retroalimentar y generar más recurso para que la Comisión de Letras siga trabajando, y mientras tanto Vestuario se va poniendo a ver qué puede hacer; Puesta en Escena, lo mismo. Y la parte de la Música, que tiene que hacer los arreglos a medida que las letras salen. Entonces es una especie de pulpo donde cada grupo va haciendo un poco del espectáculo total, y todo ese trabajo después se junta.

CHC: ¿Cómo están compuestas las otras comisiones?

PO: En Puesta en Escena están Alberto Galván y Norma Coronel; lo que sería la Escenografía se trabaja en Vestuario, con el diseño de lo que se va a hacer -sobre todo capas, gorros y vestuario para el espectáculo después de sacarnos las capas- y también se usa la utilería. Entonces Vestuario tiene la mayor cantidad de gente

CHC: ¿Y quiénes son?

PO: ¡Todas! Igualmente las que ahora están coordinando son Celeste Marcolini, Paola Sancha y Verena Bokenhans. Ellas son las que están apuntalando ahí, aunque en realidad todas meten mano. Y Pao y Cele son las utileras, pero entre las tres son las que van coordinando todo lo que es la movida de realizar el vestuario. Después, en realidad, todas las que cantan hacen algo. En la batería también; de hecho, Laura, que es la platillera, también está en la Comisión Vestuario y también ha trabajado un montón.

CHC: ¿Cómo es la selección de las canciones?

PO: Las canciones se van armando en función de lo que se quiera decir, o si necesitás alguna velocidad en particular; a veces se usan como al revés, con un sentido a la inversa de lo que está… las chicas van armando la letra en función de la métrica que tienen y van haciendo el reemplazo. Ese laburo lo hacen las letristas, pero yo sugiero alguna cosa si queda alguna letra medio rara o con acentuaciones medio cruzadas.

CHC: ¿La formación original se ha modificado?

PO: En este caso, una vez que confirmamos la fecha, a Gregorio (Bigatti) se le superpuso, y no podía acomodar de ninguna manera, y Matheo (Goreta) ya nos había cubierto, había cubierto a Axel (Sánchez), en realidad, para el Plan B de las Magdalenas. Entonces ya lo teníamos en cuenta. Aunque hubiese estado la batería completa, lo íbamos a invitar a Matheo para que hiciera otra cosa, porque era una ocasión para compartir con todos los que habían participado con nosotras. Y después tuvimos el ingreso de una voz más, Natalia Ferreira.

Una murga feminista

CHC: Se nombra casi siempre a La Caterva como “la murga de mujeres” aunque en la formación, si bien son mayoría, no son solo mujeres. ¿A ustedes les genera algo en especial esa especie de aclaración, o se hace necesaria?

PO: Es algo que la distingue. Más allá de que haya varones, acá somos mujeres. Entonces todo va por ese lado. Sí es cierto que se genera esto de, “che, son murga de mujeres pero hay dos varones…” Bueno, somos mayoría (risas). Somos mayoría y la temática va por ese lado. No es lo mismo que la identidad de una murga mixta, es otra cosa. Las letras van desde otro lado, se dan otras situaciones que nosotras vamos planteando desde nuestra visión de mujeres. Y los varones que se sumaron en esta ocasión aceptaron esta situación, y así pasa que uno de ellos en los ensayos diga “estamos todas”, o “vamos todas a hacer esto” y hablemos en femenino.

CHC: ¿Esto lleva a que se consideren una murga feminista?

PO: En realidad nosotras tomamos el feminismo como aquello que busca la igualdad de las mujeres con respecto a los hombres, en el mundo. No tenemos una línea más dirigida, digamos, como de militancia, específicamente. Pero sí, nos consideramos feministas.

“Un Año Normal” que va llegando a su fin

CHC: ¿Qué se puede anticipar de la presentación del domingo, antes de Tonolec?

PO: Que va a haber algunas sorpresas y que va a ser la despedida de este espectáculo. Nuestro foco va a estar puesto en la producción nueva, de la que no se puede adelantar nada, salvo que va a ser una continuación, tomando algunos de los personajes, va a tener un enlace con este espectáculo, pero el eje es otro.

La murga, los coros y la formación

CHC: En la parte final del espectáculo, cuando La Caterva empieza a despedirse, hay una mención a la mezcla de identidades, entre murga y coro…

PO: Claro, es que en realidad la murga no deja de ser un coro, porque es un trabajo vocal y tiene esa parte cantada que es muy parecida a lo coral pero le cambia la puesta en escena, el vestuario, el baile que hacés y el sonido. El sonido es otro. Entonces no se trabaja de la misma manera, tiene que ver con eso.

Este momento de la charla nos da el pie para preguntarle a Patricia sobre su formación y su experiencia como directora de coros. Entonces sabremos que egresó hace algunos años del Instituto Superior de Formación Artística N° 805, como Profesora de Música. Y que “en realidad lo de los coros se dio por una circunstancia”.

Nos cuenta en detalle, “Nosotros en la carrera tenemos dos años de práctica de dirección coral y un día en 2010 nos juntamos para cantar en un Eisteddfod y ahí se formó el coro y quedó que yo lo dirigía. Y eso fue, digamos, mi trayecto. Ahí empezó. No es que yo dije, ‘Yo voy a dirigir un coro…’ ¡No! Yo estaba estudiando para profe de música y me gusta laburar y me gustó la experiencia de preparar la obra y de trabajar con gente que ya conocía. No teníamos coro, había una competencia, una obra que estaba buena, no había inscriptos. Dijimos, ¡juntémonos y salimos! (risas) Y así empezó Vocal Trama, que, pobres, se sometieron a mis experimentos… Y después, durante el profesorado yo empecé a estudiar otras cosas en paralelo: percusión, talleres, clases de instrumentos que me interesaban además de los del instituto, que son fundamentalmente piano y guitarra. Entonces la formación fue, por un lado, el profesorado y, por otro lado, todo lo paralelo que yo pudiera hacer. Y en la murga en realidad lo que ayuda es el formato coral, entonces trabajando con voces podés trabajar la murga pero sin olvidarte de lo distinto: el sonido específico, cómo hacerlo brillante sin lastimarse, cómo cantar en movimiento, cómo articular… todo tiene que estar preparado. Y encima la conexión grupal tiene que ser muchísima, que ahí por suerte está la Nona apuntalando, armando grupo para que uno sea perceptivo hacia adelante y hacia los costados. ¡Es un relaburo! pero es súper interesante y muy rico. Una aprende un montón con estas cosas. Así que eso es el vínculo entre la formación y todo lo demás”.

Después de la entrevista hay resto para unos mates. Por supuesto que tenemos algún que otro dato más sobre lo que pasará el 13 cuando los guantes de latex amarillo, los rodetitos a lo Frida y las capas con flecos de sachets reciclados vuelvan al escenario de la Usina. Pero, además de informar y difundir eventos, sabemos guardar secretos, así que acá termina esta nota. Para quien no resista la curiosidad, o quiera repetir lo que se siente ante el repaso de “Un Año Normal” por La Caterva, les sugerimos que pasen por Imperio Musical a ver si consiguen su entrada. El domingo, después de votar, ya saben dónde vamos a estar.

 

@LULAGRANDON

PH La Caterva en escena: Verónica Flombaum
PH entrevista: Juan José De Focatiis